deseo fervientemente 

la fe 

es pequeña pero quiere crecer

Me quede en el barro 

Quería ser pura

Y la mugre no se iba 

Me hundía cada vez más

A cada pisada repetí

la tierra me sostiene

repetí increíble hasta el hartazgo

hasta que comprendí que nada lo es, todo 

real